^Inicio
  • 1 Tracición en los valores marciales
    'Rei' involucra varios conceptos, como espiritualidad, respeto, consideración, saludo. El 'rei' es una manifestación de respeto hacia el prójimo. El grado de comprensión que se tiene del Karate aparece en su propia actitud que se refleja en el 'reí'. El 'rei' exterior es a menudo un barniz que desaparece de pronto en un combate. Por ello el 'rei' exterior debe ir acompañado de un sincero respeto interior, sino es asi degenera en violencia y eso no es karate.
  • 2 Karate: Deporte y budo ...
    Desarrollar la intuición partiendo de una técnica perfecta. La verdadera intuición del peligro nace de la maestría progresiva que se adquiere en la práctica del karate. El objetivo del karate es forjar el espíritu sano en un cuerpo victorioso. Más que un simple deporte, el karate es, a través de su práctica una manera de ver la vida, de sentirla y apreciarla. Lo ideal es que el karateka haga de su vida un inmenso dojo en el que cada golpe tiene una razón que permite realizarse y progresar.
  • 3 Competición
    Nuestro Club se encuentra afiliado a la Federación Catalana de Karate, a la Federación Catalana de Kyokushinkai y a la World Union Karate-do Federations. Esto nos permite participar en campeonatos regionales, nacionales e internacionales. Los resultados nos avalan año tras año, obteniendo buenos resultados. "NO ALIMENTÉIS LA IDEA DE VENCER PERO TAMPOCO LA DE SER VENCIDO"
  • 4 Formación continuada
    El aprendizaje del karate en sí mismo se realiza en algunos años. No obstante, el Karate-Do es el camino, la vida en la cual conviene penetrar y continuar avanzando a lo largo de toda la vida.No es suficiente, por lo tanto, conocer los katas y realizar tres o cuatro años de practica pensando que se es ya suficientemente fuerte. No debe olvidarse que el karate es un deporte de defensa personal y que el karate-do es un camino en que la practica sirve para consolidar en todos los planos de la vida.
  • 5 Karate infantil
    Beneficios tanto a nivel físico como psíquico: - Mejora la coordinación psicomotriz. - Desarrolla las destrezas, los reflejos y las reacciones. - Descarga energía. - Enseña educación, disciplina y respeto a todo el que nos rodea. - Favorece el aumento de la concentración. - Ayuda al niño a conocerse más y controlarse a sí mismo. - Enseña valores fundamentales como la tolerancia y la responsabilidad. - Genera la confianza de los niños en sí mismos. - Desarrolla la fuerza, el equilibrio, la velocidad y la flexibilidad.
baner

Noticias

Un karateka preguntaba a su Sensei: ¿Cuál es la diferencia entre un hombre del Do y un hombre insignificante?

El Sensei respondió: “Cuando el hombre insignificante recibe el primer Dan, corre rápidamente a su casa gritando a todos el hecho. Después de recibir su segundo Dan, escala el techo de su casa, y lo grita a todos. Al obtener el tercer Dan, recorrerá la ciudad contándoselo a cuantas personas encuentre.”

El Sensei continuó: “Un hombre del Do que recibe su primer Dan, inclinará su cabeza en señal de gratitud; después de recibir su segundo Dan, inclinará su cabeza y sus hombros; y al llegar al tercer Dan, se inclinará hasta la cintura, y en la calle, caminará junto a la pared, para pasar desapercibido. Cuanto más grande sea la experiencia, habilidad y potencia, mayor será también su prudencia y humildad“.

En la actualidad existen multitud de disciplinas marciales, con sus respectivas federaciones “oficiales y privadas”, asociaciones, escuelas, y un largo etc., en la que cada una da validez a sus grados en función de unas determinadas normativas “cuando existen” con sus respectivos requisitos tanto administrativos como de tiempo etc.

Como condición humana, en todos los aspectos, en donde en muchos casos se escapa a la “oficialidad”, a veces imprescindible pero en ocasiones inexistente (hay países que aún no tienen una Federación que reconozca a alguna disciplina marcial). Todos opinan que su Organización es la autentica y que las demás no tienen validez.

A la riqueza cultural que dio origen a las Artes Marciales, se fueron sumando por un lado las costumbres del lugar a donde se importo el mismo y además sumado a los intereses personales de sus creadores o de los alumnos de los creadores de un determinado estilo marcial, el caso es que existen  diferentes formas de interpretar el nivel en el arte marcial. A lo largo de los años se fueron desarrollando diversos sistemas de rangos o grados, como existe en otras disciplinas humanas.Contradicciones y rivalidades fueron marcando este devenir, de los denominados primeros “grandes maestros”, creadores de los estilos que conocemos en la actualidad, la mayoría no recibieron de nadie sus décimos danes, otros se los impusieron sus propias organizaciones. Hay un símil que me llamo la atención, en la caballería medieval europea, en un principio los caballeros podían nombrar caballero a otro, lo que posteriormente se transformo y solo los reyes o señores feudales eran los encargados de tal menester.

El grado en sí, puede tener diferentes valoraciones:

  • El valor social: Sería el reconocimiento que la sociedad atribuye a un cierto grado.
  • El valor institucional: Un diploma o documento que certifica un reconocimiento.
  • El valor personal: Variara según la interpretación interna de cada uno y dependerá del propio ego del individuo.
  • El valor honorífico: Al entregarse en función de criterios relacionados con el apoyo de una persona a la promoción, difusión, etc. No tiene un valor nada más que simbólico, dado el desconocimiento que en ocasiones tiene del arte la persona que lo recibe.

El grado debe de ser considerado no como un objetivo en sí mismo, sino como una referencia y reconocimiento del progreso realizado en las diferentes etapas que el budoka recorre por la vía del karate-do.

Para comprender un poco tanto el sentido del Grado, así como el porqué del estado actual del mismo, vamos a hacer un repaso a varios aspectos, tanto históricos como de comprensión de su sentido en el Karate-do.

 

Se sabe que los cinturones blanco y negro en un principio se utilizaron en Judo, por lo que es a partir del sistema de Judo que se implanta en Karate tanto el Kimono blanco como los cinturones blanco y negro, los cinturones de color es una creación mucho más reciente, en concreto en el año 1935, pasando más tarde al Karate.

El término “Dan” data de una época anterior, utilizándose en muchas disciplinas para diferenciar el nivel del adepto en las diferentes etapas de progresión en su arte. Se ha visto que se utilizaba en la escuela de sable Japonés “Jigen Ryu”. El Grado era para determinar la progresión del discípulo que podía ser en tres niveles SHODAN, NIDAN y SANDAN (nivel bajo, nivel medio y nivel alto). En general el Budo Japonés ha venido utilizando los términos (Kigami, Mokuroku, Menkyo Kaiden e Inka) para definir las diferentes etapas de progreso.

La influencia más importante, así como la creación del sistema dan/kyu como los conocemos actualmente,kano15 pertenece a Jigoro Kano, aristocrático fundador del Judo, que tenía un sistema de danes en su escuela dividido en cinco grados. En el año 1883 concedió los primeros danes a dos de sus alumnos más destacados (Tomita y Saigo). Mikonosuke Kawaishi introduce en 1935 los colores en el rango de Kyu o Mudansha en Paris.

Este sistema no solo se aplicó al Judo, sino a la mayoría de los budos que se encontraban bajo los auspicios del Butokukai y del Ministerio de Educación Japonés. De la misma manera el maestro Kano aconsejó en 1920 a Funakoshi que el mismo implantase este sistema de grados, para que fuera aceptado el karate y se pudiera difundir con garantía.

El maestro Funakoshi adapto este sistema otorgando el 1º Dan por primera vez en 1924 a sus alumnos Kasuya y Gima, pero no sería hasta el final de los años treinta, en el que cada grupo de Karate fuera invitado a registrarse en el Butokukai para su reconocimiento oficial.

after the 1938 Butokusai with Tatsuo Yamada, Hironori Ohtsuka, Yasuhiro Konishi, Sannosuke Ueshima, Kenwa Mabuni, Gogen Yamaguchi, Neichu So from the book, Jissen Kenka Karateka Retsuden

Foto de los participantes en la ceremonia de otorgamiento de grado que celebró el Butoku Kai en 1938, En la primera fila y a la izquierda aparecen sucesivamente Tatsuo Yamada (Nihón Kenpo), Hiroki Otsuka (Wado Ryu), Yashihiro Konishi (Sin Do Yinen Ryu), Sannosuke Ueshima (Kuushin Ryu) y Kenwa Mabuni (Shito Ryu). El cuarto por la izquierda en la segunda fila es Gogen Yamaguchi (Go ju Ryu).

En 1938, tuvo lugar en la sede del Butokukai de Tokio una reunión que concentro a los líderes del Karate-do con reconocimiento oficial del Butokukai. En esta reunión se discutieron las normas que se aplicarían para la concesión de grados en esta disciplina. Estuvieron presentes entre otros, Mabuni Kenwa de Shito-Ryu, Ohtsuka Hironori de Wado-Ryu, Kinjo Kensei y Ueshima Sannosuke de Kushin-Ryu, Yamada Tatsuo de Nippon Kenpo, Konishi Koyu de Shindo-Jinen-Ryu y Yamaguchi Gogen de Goju-Ryu. La mayoría eran fundadores de sus propios estilos y por lo tanto se convirtieron en los grados más altos según las normas que establecieron. Aunque parece ser que en un principio los rangos por cinturones eran para los estudiantes, no para los maestros. El Butokukai emitía títulos para los instructores, denominándose Renshi (el más bajo), Kyoshi (el medio) y Hanshi (el más alto). Miyagi, hay que destacar, se convirtió en el primer experto de Karate al que el Butokukai le concedió el título de Kyoshi (Maestro) en 1937.

Por su parte en aquella época Funakoshi finalizó también las normas de grado para utilizarlas en su Dojo Shotokan.

En Okinawa este sistema de Dan/Kyu no fue utilizado hasta después de la Segunda Guerra Mundial, aunque era corriente la utilización del cinturón negro, tomando como modelo al Judo que era practicado en Okinawa que se sepa desde los años veinte. El mismo Mabuni lo practicó en la policía donde trabajo durante años.

Una vez establecidas y acordadas las diferentes normas en la obtención de los grados, todo parecía encarrilado, pero después de la Segunda Guerra Mundial, los diferentes líderes del Karate que quedaron tuvieron que empezar de cero. Los americanos prohibieron la práctica de las Artes Marciales y la Butokukai fue clausurada por lo que el Karate quedo sin una dirección oficial quedando a su libre albedrío.

Butokukai

Respetándose las autorizaciones originales de la Butokukai y las directrices de los fundadores de cada estilo, se fueron otorgando danes por los diferentes líderes o directores de Dojos.

Para dar legitimación a estos grados varias fracciones y dojos se fueron unificando.  En esta época finales de los cuarenta y principios de los cincuenta fueron creándose nuevas asociaciones entre las que se encontraban la Shotokai, Shitokai, Gojukai, Chitokai y la JKA. Los instructores jefe, directores etc., se fueron auto imponiendo los máximos grados de su organización y/o asociación, emitiendo según creían conveniente los diferentes certificados y grados. El Ministerio de Educación Japonés al ser la máxima autoridad en esos tiempos, era el que legitimaba estas certificaciones. Cuando algún miembro obtenía un grado de gran nivel, a veces se desvinculaban de dicha asociación y creaban su propio estilo.

Una de las primeras organizaciones que aglutinaba varios estilos fue la All Japan Karate-do Federation, como una confederación de grandes maestros entre los que se encontraban Funakoshi, Mabuni, Yamaguchi, Chitose y Toyama. Basándose en el modelo anterior regularizaron el sistema dan/kyu y el sistema de rangos se convirtió en la norma utilizada en el Karate japonés. El problema que en principio dividió esta unión fue el diferente criterio en cuanto a los niveles superiores, dado que en la JKA y Shotokai sólo se utilizaban hasta el godan. Fue el principio de la disolución de algunos de estos grupos.

En Enero de 1952 avalada por los más grandes dirigentes de varias artes marciales, fue fundada oficialmente La International Martial Arts Federation (IMAF), por el Maestro Kyuzo Mifune, el Maestro Kazuo Ito y Shizuya Sato pertenecientes a la disciplina del Judo; el Maestro Hakudo Nakayama y el Maestro Hiromasa Takano pertenecientes a la disciplina del Kendo; el Maestro Hironori Otsuka de la disciplina del Karatedo, y Kiyotaka Wake y Sueo Kiyoura. El Primer Director fue el Príncipe Tsunenori Kaya (tío del Emperador Hirohito, antiguo General del Ejército Imperial), y fue sucedido por del Príncipe Higashikuni (el primer ‘Primer Ministro’ posterior a la Segunda Guerra Mundial, siendo el único miembro de la Familia Imperial Japonesa que ha ocupado dicho cargo).

La IMAF fue instituida por estos grandes artistas marciales para preservar y promover varios budos y crear una red de comunicación y mutuo apoyo. Se adoptó un sistema de graduación que consistía desde primer hasta décimo dan y también el sistema de títulos Renshi, Kyoshi y Hanshi. A partir de ese momento los instructores altamente respetados y hábiles disponían de un camino de peldaños por los que ascender.

Maestros_Okinawa_Nakazato_Miyahira_Uehara_Yagi_Nagamine_Higa

Maestros de Okinawa, Nakazato, Miyahira, Uehara, Yagi, Nagamine, Higa.

Como de costumbre Okinawa, no estableció en realidad el sistema dan/kyu hasta el año 1956 con la constitución de la Okinawa Karate Association (OKA), y que tuvo como su primer presidente a Chibana Chosin al que el Ministerio de Educación japonés le reconoció oficialmente para conceder cualquier grado.

Como sabemos por el Hanshi Richard Kim del Butokukai, el evento más significativo en el uso del sistema dan/kyu fue la formación de la Federation of All Japan Karatedo Organizations (FAJKO), en 1964. La totalidad de las organizaciones mayoritarias y grupos de Karate-do japonés se acogieron a la FAJKO. Sobre el año 1971, esta Federación adoptó una estructura de grados que normalizaba todos los sistemas. El comité de la organización se encargaba de otorgar los altos grados a sus instructores, de esta forma, estos líderes podían ser ascendidos de grado con total “oficialidad”.

 

EL KARATE  ES COMO LA VIDA, LOS CINTURONES COMO LAS EDADES

El hombre, como ser social por naturaleza, ideo el grado ante la necesidad de distinguir o establecer categorías de experiencia, conocimiento, destreza y como organización. En todas las actividades  de la vida se encuentran clasificaciones, categorías profesionales, niveles de conocimiento y estatus, en las artes marciales simboliza la escala de aprendizaje en ese camino de superación técnica, física y espiritual, así como una recompensa al esfuerzo y a la experiencia adquirida.

El grado o color de cinturón no debe ser el único objetivo a conseguir, ya que si solo lo basamos en el hecho de conseguir el grado o color de cinturón nos impedirá profundizar y descubrir el verdadero valor de un entrenamiento serio y constante.

Los cinturones se dividen en “Mudansha” y “Yudansha”. Mudansha indica el conjunto de grados inferiores o KYU que se divide en orden decreciente desde el cinturón blanco 6º Kyu, al marrón 1º Kyu. Yudansha indica el conjunto de grados superiores al cinto negro (1er Dan) en orden creciente.

Kyu: Grado o rango

kyu

Kanji constituido por OYOBI: alcanzar, tocar o extender y su radical ITO hen: hilo largo, como radical aparece en todo lo referente a objetos u operaciones del ramo textil; pero también en muchos kanji que expresan idea de continuidad, línea, etc.Interpretación del Budo: Alcanzar o extender la continuidad en la práctica del arte, acción representada por el hilo el cual se puede cortar y no crece; para continuar se lo debe atar.
Un KYU es considerado un estudiante. El hilo simboliza la voluntad, constitución que debe ser descubierta y cultivada para que no se corte y alcance la continuidad en la práctica.

DAN: Grado, nivel, plataforma

dan

Kanji constituido por CHO o Nagai: largo (idea de un anciano con cabellos largos) y el radical RUMATA: una mano sosteniendo un arma u objeto (en karate la mano es símbolo de un arma).

Interpretación del Budo: Sostener la práctica de karate toda la vida, acción representada por el cabello que crece, aunque puede ser cortado continua sin necesidad de ser atado para mantener su crecimiento; simboliza la voluntad del Dan quien es considerado un practicante (renshi).

La voluntad constitución natural descubierta y reafirmada a través de la práctica, es considerada esencial en la búsqueda del ser interior, a través de las enseñanzas del Budo se descubre y reafirma como energía natural y necesaria en todo ser viviente para alcanzar el objetivo o misión de vida.

 

Documento extraido del articulo de :

KARATE, beneficioso para TDAH

 

No es ningún secreto, ni tampoco es desconocido por los expertos que la practica en general del deporte y específicamente las artes marciales, son una ayuda terapéutica para los niños con trastorno del de ficit de atención con hiperactividad. (TDAH)

 http://us.cdn3.123rf.com/168nwm/lenm/lenm0904/lenm090400108/4687693-karate-ninos-con-limitacion-ruta.jpg

Los niños con trastorno del déficit de atención con hiperactividad (TDAH) tienen problemas con las actividades con una gran cantidad de tiempo de espera o instrucciones complejas. Pierden la concentración, su interés, y merma la capacidad para poder concluir la actividad.

 

Según diferentes estudios esto se debe principalmente a que los niños con TDAH se fijan en el presente no teniendo una idea clara del pasado y el futuro.

 http://t3.educima.com/dibujo-para-colorear-karate-s26049.jpg

La practica del karate requiere una participación intensa a nivel tanto físico como mental que permiten a los niños centrarse en ella, ayudándoles a completar la actividad, y por tanto ayudándoles a aumentar su autoestima y confianza en ellos mismos.

 

 

 

Las clases de karate se caracterizan por recalcar el auto-control, la disciplina y el respeto en general, tanto a si mismo como al resto. En una clase en general y como ejemplo, saludan al empezar y finalizar la clase, guardan silencio mientras el instructor explica, realizan los ejercicios establecidos, tienen modelos de comportamiento positivo de otros niños.

 

En general esto ayuda a que el grado de auto-control, que normalmente esta poco desarrollado en niños con TDAH, aumente, y por tanto ayude a que el comportamiento y la actitud ante otras actividades externas al karate mejoren.

 

Según estudios científicos la practica de ejercicios regulares, como el karate, hace que se produzca un aumento en el cerebro de dopamina, serotonina y norepinefrina, estas sustancias pueden afectar positivamente a niños con TDAH, aumentando la capacidad de mantenerse regular y centrado, aumentando el estado de alerta.

 

http://images.clipartlogo.com/files/ss/thumb/382/38219722/karate-man_small.jpg

 

De todas formas se ha de tener en cuenta que la practica del karate es un buen complemento, pero no el sustitutivo de ningún medicamento. La practica ayuda a paliar los síntomas, junto si lo ha prescrito un pediatra, con la medicación correspondiente.

 

Copyright © 2013. CLUB ESPORTIU LA CREU Rights Reserved.


Facebook